Javier Mérida

¿Por qué estoy hoy aquí?

Porque no existe otro camino que el que va hacia adelante.

Porque como atleta discapacitado sé que el esfuerzo es la única vía para la autosuperación, y tras la consecución de un reto, viene otro más difícil y luego otro… y esa es la red que te impide caer de bruces al suelo de la derrota en momentos duros.

Porque el deporte es la mejor manera de canalizar nuestra energía y de reconciliarnos con nuestros cuerpos, como quiera que sean.

Porque es divertido ponerse metas (¡y necesario!)

Y porque, porque…. ¿Por qué no?

Puedo decir bien alto y claro que soy deportista discapacitado desde que perdí la pierna derecha en junio de 2008, ese sábado 16 de Junio, después de un torneo de padel iba en mi coche hacia mi casa a celebrar el cumpleaños de mi hijo mayor (2 Años), al bajarme del coche en la puerta de mi casa, tuve la mala fortuna que fui atropellado por una mujer que conducía ebria.

He dedicado toda mi vida al deporte y con mucha más fuerza desde que decidí no rendirme: es difícil vencer al que nunca se rinde.

Ligado en cuerpo y alma al Triatlón y la natacion de aguas abiertas (larga distancia) me considero un deportista sin limites y sin barreras.

Trabajo, desde ya hace 20 años, en Club de Pádel Nueva Alcántara, Marbella, como monitor y organizador de partidos y torneos.

He practicado con regularidad otros deportes como fútbol, esquí alpino y carrera a pie.

Elegí dedicarme al Triatlón, que exige el triple de técnica, el triple de esfuerzo y el triple de medios, pero también muchísima satisfacción.

Desde 2009 soy miembro del Club de Triatlón Tri Marbella Bike.

Miembro de la Federación Española de Triatlón y deportista de alto nivel, sigo desarrollando mi labor en el ámbito del pádel y creando una escuela de pádel adaptado para discapacitados físicos y mentales de acceso libre y gratuito para todo el que quiera.

¿Quieres saber más? Visita mi perfil de Linkedin.

Javier Mérida