Ironman Lanzarote 2013

La gran debacle.

Uno de los dos objetivos prioritarios del año, el IM de Lanzarote. La más dura de las pruebas triatléticas a nivel mundial, menos mal que ya la completé en 2012, sino tendría que volver a la mágica y terrorífica isla.

Llegaba bien, confiado (eso me mató), fuerte, fino, y con ganas de sufrir menos que en 2012 pero… tras una muy buena natación, 58 min, llego a la bici y mala suerte… me la habían tirado, mal augurio y gran inconveniente ya que llevaba todo el alimento liquido en el bidón aero, no pasa nada, mente limpia y comeré en los avitullamientos, a los 5k se me cae el bidón aero, me cago en la p…. para, colocalo, pierde tiempo y el diablo empezó a coger sitio en mi cabeza, continúo, no con buenas sensaciones y si, ritmo, ritmo no, ritmazo mejorando en mucho mi anterior participación hasta que subiendo el parque eólico noto un pinchazo en el poplíteo de la pierna que me hace parar en cada asistencia buscando veneno para poder seguir, despues de los miradores, y subiendo a Teguise el dolor se hace insoportable, tanto que barajo la posibilidad de retirarme, pero quedan 50k y veremos. A 40 km de meta parto el acople del muñon y se me hace muy difícil pedalear, ademas el dolor se acrecienta, aún asi llego a Pto. del Carmen. Mi mujer me ve en la cara que algo no va bien. “Retírate retírate, me dice” para que me diga eso debí llegar muerto, ella es incapaz de decirme eso, aún asi hicimos la transición hacia la maratón pero en el km 5 me dí cuenta de que Lanzarote me venció esta vez.

ironman-lanzarote